Hola, somos Helder y Almudena.
Juntos, somos DAIKUKAI

Hacemos objetos de inspiración tradicional Japonesa, algunos para Decoración, pero la mayoría relacionados con la práctica de Artes Marciales y Meditación.

Nuestro objetivo es ayudar a mantener el toque tradicional en los Dojo occidentales, no sólo en la estética sino también a nivel filosófico. Por eso algunos de nuestros diseños, como nafudakake o kamidana, buscan mantener ciertas tradiciones que creemos hacen del Dojo un lugar más dedicado al Keiko.

Entre los dos diseñamos y hacemos todos nuestros productos. Desde el corte en bruto de la madera, hasta el empaquetado final. Si nos escribes un email, para saber algo o sólo decir hola, siempre estarás tratando directamente con nosotros.

Vivimos en Güéjar Sierra.
Un pueblo situado en plena Sierra Nevada, en Granada (España). Es un lugar de gran belleza natural conocido por su buen tiempo, estupenda comida, y muchos Seminarios de Aikido ;-)

Quién somos

Una mini biografía, para no aburrir.

Helder de daikukai

Helder es diseñador y ebanista.

Empezó estudiando Diseño de Comunicación.
Tras abandonar la Universidad, en búsqueda de algo más táctil, tuvo la oportunidad de hacer un pequeño curso de formación en ebanistería. Fue suficiente para enamorarse de este oficio, y el inicio de un largo camino de aprendizaje.

En su opinión, diseñar conociendo la materia prima es sinónimo de calidad. Así lo cuenta la Revista Nuevo Estilo, en un artículo dedicado a su anterior proyecto.

Su pasión por el Aikido le inspiró a aportar algo suyo a la comunidad marcial. Porque el Keiko no sólo es su pasión, también es su filosofía de vida ya que concibe el trabajo como una práctica diaria de superación.

Almudena de daikukai

Almudena es un poco de todo.

Estudió Joyería y Orfebrería, y desde entonces, siempre ha mantenido una estrecha relación con el mundo de las Artes. Durante un tiempo, fue propietaria de una empresa de importación, con la que ganó experiencia en comercio online y atención al cliente.

Ha tomado las riendas de la imagen de marca y, para ello, se ha convertido en una experta en fotografía de producto, grabación y edición de video, SEO, Redes Sociales, y más…

Ahora disfruta especialmente del trabajo de taller, haciendo los acabados y detalles finales de cada producto, y volviendo a sus raíces de artesana.

Nuestra historia

Porqué y cómo hemos creado DAIKUKAI

El contexto

Hoy día existen, en todo el mundo occidental, muchísimas escuelas en las que se practican Artes de origen Japonés: sean Artes Marciales, Meditación, u otras actividades más artísticas. Entre ellas comparten una misma filosofía, la de superación y crecimiento personal a través del Keiko, cuyo significado literal es “aprender del Pasado y usarlo en el Presente”.

Es un concepto que describe perfectamente la vida de cualquier artesano. Y sin embargo uno que, en el mundo occidental, se fue perdiendo en favor de un sentido más utilitario del aprendizaje… la idea de que todo lo que hacemos debe servir para algo obvio, y que sin esa razón, no vale la pena dedicarse a ello.

Estas prácticas de origen Japonés han logrado que cualquier persona se transforme en creador y artesano de su propia vida… es algo maravilloso cuando piensas que mucha gente no habría podido nunca disfrutar de la felicidad de hacer por el hecho de hacer… practicar por practicar… sin frustrarse por la falta de perfección sino alegrándose porque haya siempre algo más que aprender.

El problema

De la misma forma que un artesano necesita un taller… el practicante de un Keiko necesita un lugar de práctica, sea ese su hogar, el Zendo, el Dojo…

En Japón estos lugares suelen estar completamente dedicados a la práctica a la que sirven. Algunos son incluso lugares Históricos donde existe "un algo", que se ha ido desarrollando a lo largo de siglos, que inspira a los practicantes.

Pero hemos visto que en Occidente no existe este “apoyo histórico”, y muchas veces (incluido en nuestra propia práctica) nos deparamos con espacios para nada inspiradores de esa filosofía y práctica del Keiko.

Es cuando hemos pensado que podríamos ayudar.

El camino

Qué hacer cuando lo que hacemos es tradicional, pero no existe aún?

Le dimos muchas vueltas a esto… no queríamos crear algo nuevo, que diga: “mira que innovadores”… justamente se trata de crear un espacio tradicional, así que tuvimos que ponernos en mente de un artesano como antes, y utilizar las soluciones que esta persona decidiera. Al fin y al cabo son técnicas y procesos que se han desarrollado durante siglos… no van a servir ahora?

Desde luego no ha sido fácil. Al principio nos preguntábamos, a menudo, si realmente vale la pena utilizar métodos tan laboriosos. Además, como en cualquier nuevo proyecto, no teníamos unas ventas que nos indicaran si íbamos por el buen camino.

El resultado, y el Futuro

Entonces nos llegó un email:

“Recibí mi kamidana, lo he montado, y me encanta!”

Y otro:

“El katanakake es perfecto, bonito y sencillo, muy tradicional.”

Y otro… y otro… siempre con un buena cantidad de energía, que nos ha ido alimentando a lo largo de estos años, en estos momentos de duda, y noches muy largas de preocupación.

Sí. Se puede crear algo “nuevo” que siga siendo tradicional. 

Claro que, si usamos máquinas para cortar la madera, y ordenador para diseñar, entonces dónde está la línea que define lo que hacemos? Para nosotros, en el resultado final… el que cuando se ve y toca dice: “me podría haber hecho un artesano hace 100 años”.

Hoy día, seguimos trabajando en nuevos productos, ahora un poco más seguros de nuestra identidad propia, y siempre desde ese punto de vista de que el objeto habla por si mismo… cuenta su historia, y la de todos los seres humanos que nos han dejado estas técnicas, métodos, acabados, herramientas, formas de pensar…

De eso se trata. De un Keiko.

Gracias!

No lo podríamos hacer sin el apoyo de nuestros clientes y amigos. Muchas gracias, especialmente a quiénes, siendo Maestros, habéis decidido dedicar vuestra energía a que otros podamos crecer y disfrutar con vuestro Arte.

Domo Arigato Gozaimashita!

Almudena y Helder